Especial Rioja 2017: Manzanos wines
Manzanos Wines anterior siguiente

Viñedos únicos para iniciar un nuevo proyecto en Aldeanueva

Manzanos Wines apuesta por la singularidad de una garnacha «mineral» situada en Aldeanueva de Ebro

Por Sergio Moreno | Fotos Justo Rodríguez

Si hay aquí unos almendros no tiene ningún sentido quitarlos», apunta Borja Ripa. En la linde de esta finca, dos líneas de almendros rompe la línea del horizonte existente en este paraje de Aldeanueva de Ebro. «En otros tiempos hubieran dicho que no hacían nada estos almendros aquí. Es más, hasta afirmarían que su presencia puede perjudicar a la viña», señala el enólogo de Manzanos Wines (Azagra). «Pero si están aquí será por algo. Debemos respetarlos», remarca. «Esto no es Australia donde hay kilómetros y kilómetros de viñas sin nada más. Hay que proteger lo que nos da la naturaleza», reivindica Borja Ripa, uno de esos enólogos que no puede estar demasiado tiempo sin ir a las viñas. «Vine hace diez días y estaba deseando sacar un rato en medio de la elaboración para ver cómo estaba la hoja, cómo iba evolucionando para ver cuando tomamos nuevas decisiones».

Lo dice desde una de sus viñas favoritas. Situada en Aldeanueva de Ebro, a más de 400 metros de altitud, Ripa siente verdadera admiración por la garnacha que tiene la oportunidad de trabajar en cada vendimia procedente de esta parcela, que pasará a llamarse ‘Los Almendros’ para categorizarla como viñedo singular.

Más de 90 años dan lustre a estas siete hectáreas de garnacha de las que tres han pasado a formar parte del concepto de viñedo singular. «De momento vamos a trabajar con tres hectáreas e iremos viendo poco a poco qué decisiones tomamos con las cuatro restantes porque las siete hectáreas cumplen los requisitos que marcan desde el Consejo Regulador».

Se mueve Borja Ripa sin urgencias, sin prisa, con movimientos seguros convencidos de que maneja algo muy especial. «De verdad, esta garnacha me trae loco todo el año, pero luego es una auténtica maravilla ver cómo evoluciona en la bodega», donde ya está trabajando con ella para sacar un nuevo vino al mercado.

Borja Ripa bajo un almendro que guarda la finca de Manzanos Wines

Borja Ripa bajo un almendro que guarda la finca de Manzanos Wines

Hasta ahora, usaban las uvas de esta finca para algunas de las mejores elaboraciones de Manzanos Wines, pero a partir de esta vendimia arrancan un nuevo proyecto que se culminará con una nueva creación en botella. «Tenemos muchas ganas de ver cómo evoluciona. Sabemos que vamos a tener algo muy especial», señala Ripa. «Es una garnacha con toques de especia, pero que tiene la cualidad de no irse a compota y por tanto no se estandariza con el resto de garnachas. Es más mineral», dice.

Finura y elegancia

Borja Ripa, enólogo de Manzanos Wines, apuesta por vinos elegantes, finos, como el que espera que surja con el trabajo con las uvas vendimiadas en este rincón singular de Aldeanueva de Ebro con la uva garnacha como protagonista. Manzanos Wines empezó hace unos años una fase de crecimiento espectacular, con la compra y plantaciones de viñedos y de bodegas hasta convertirse en uno de los principales actores de Rioja. Entre las últimas adquisiciones está la recuperación poco a poco de Bodegas Berceo, en Haro. «Estamos muy ilusionados y haciendo un trabajo fantástico con este bodega e iremos poco a poco viendo los frutos», asegura Borja Ripa.