Especial Rioja 2017: MacRobert & Canals
Barranco de san Ginés anterior siguiente

Desde el corazón de Sudáfrica hasta el Barranco de San Ginés

El proyecto ‘MacRobert & Canals’ ha encontrado «un tesoro» de viñas viejas y terrazas en Laguardia

Por Iñaki García | Fotos Juan Marín

Su acento le delata y su nombre también. Brian MacRobert es sudafricano, pero ha encontrado en la Denominación de Origen Rioja un hogar en el que desarrollar su pasión por el mundo del vino.

Nacido en Ciudad del Cabo, MacRobert siempre ha estado rodeado de viñedos, puesto que se crió en la región de Swartland, donde aprendió a cultivar las viñas y elaborar vinos. Además, estudió Viticultura y Enología en la Universidad de Stellembosch y después comenzó su labor profesional entre Sudáfrica y el Priorato hasta que conoció a su pareja en el 2010. Con ella llegó a La Rioja y poco después hizo su primera vendimia y montó su proyecto, ‘Laventura Wines’, que actualmente ha cristalizado en ‘MacRobert & Canals’ por la unión de su apellido con el de su suegro.

En el 2015, el viticultor adquirió sus primeras viñas, cuatro «corritos» en Villabuena y un espacio muy singular en Laguardia, ese que ha solicitado incluir en la categoría de ‘viñedos singulares’ de la DOCa Rioja. Se trata de una parcela de 1,3 hectáreas de extensión y 1,18 de viñedo, presidida por dos casetas antiguas y compuesta por viñas viejas y terrazas. «Los papeles dicen que fue plantada en 1935, pero es posible que tenga algo más edad», cuenta MacRobert.

Se trata de una viña que cuadra perfectamente con la filosofía de este viticultor sudafricano, que busca parcelas pequeñas con fuerte personalidad. «Es algo que me apasiona y, además, creo que las viñas viejas siempre son sinónimo de calidad», apunta. En concreto, esta de Laguardia, bautizada como el Barranco de San Ginés, está formada por cepas que nacen en la propia roca, lo que le confiere unas peculiaridades muy especiales. En cuanto a las variedades, la mayor parte es tempranillo. «Aunque también hay un poco de blanco, de garnacha y de graciano», apuntilla el viticultor sudafricano, quien añade que todo el trabajo en la viña se realiza a mano.

El vino procedente de esta parcela todavía no está a la venta, aunque MacRobert apunta a que el año que viene ya se podrá adquirir la cosecha del 2015. «Pasa un año en barrica y otro en botella», indica el sudafricano, quien espera que próximamente este vino pueda tener la categoría de ‘viñedo singular’ dentro de la DOCa Rioja. «Creo que es importante que se haya dado este paso», considera MacRobert. «Hay que definirlo bien, pero es una buena manera de poder reflejar las cualidades especiales de nuestras viñas», concluye..

Bryan MacRobert, en la viña del Barranco de San Ginés

Bryan MacRobert, en la viña del Barranco de San Ginés

Complejidad y elegancia

Aunque todavía no está en el mercado, Brian MacRobert ya puede adelantar cuáles serán las características de su vino ‘Barranco de San Ginés’. «Las viñas viejas siempre dan mucha complejidad a los vinos, pero al mismo tiempo aportan una profundidad y un sabor que hacen que el producto final sea muy elegante y muy fino», señala el viticultor sudafricano, quien podrá trabajar con este vino en su propia bodega. MacRobert forma parte del grupo de jóvenes viticultores de Rioja&Roll y ha ido afianzándose poco a poco: «Cuando empezamos alquilábamos un espacio y comprábamos uva, pero ahora tenemos nuestro propio viñedo, hemos adquirido una nave de 300 metros en el polígono Cantabria de Logroño y la hemos convertido en una bodega», explica MacRobert. Su proyecto, que comenzó como una aventura, se ha convertido ya en toda una realidad.