Donde el viajero y el vino reposan juntos

Puelles fue pionero con un hotel de seis habitaciones con ‘spa’ y una sala para catar

Puelles. Ábalos. Dirección Dirección Camino de los Molinos, s/n, en Ábalos. Teléfono 941334415. Web www.bodegaspuelles.com Responsable de Enoturismo Jesús Puelles

Donde el viajero y el vino reposan juntos

Puelles fue pionero con un hotel de seis habitaciones con ‘spa’ y una sala para catar

Puelles. Ábalos. Dirección Dirección Camino de los Molinos, s/n, en Ábalos. Teléfono 941334415. Web www.bodegaspuelles.com Responsable de Enoturismo Jesús Puelles.

Diego Marín D.M.

En Bodegas Puelles aseguran que la mejor manera de vivir una experiencia enoturística es que el viajero y el vino reposen juntos, por eso cuentan con un hotel de seis habitaciones en las que poder pernoctar sobre la sala de barricas. Pero todo tiene una historia, también aquí.

Hace más de veinticuatro años Jesús Puelles ya ofrecía visitas, sobre todo en Semana Santa y porque había empezado a estudiar inglés. Entonces apenas había bodegas que mostrasen sus instalaciones. «Nosotros empezamos a comercializar con la cosecha del 74, que fue un año que el mercado cayó, y por la zona», recuerda Jesús. Toda esa labor local y personal les dio a conocer de tal forma que, actualmente, «vendemos todo sin distribución, no tenemos ni distribuidor ni vendedor, lo que es una maravilla, lo que tenemos es clientes finales», presume el responsable de Bodegas Puelles.

Así venden 230.000 botellas al año, exportando buena parte de ellas gracias a los visitantes alemanes que en alguna ocasión han pasado por sus instalaciones. En el 2006 inauguraron el hotel con piscina climatizada y ‘spa’. «La gente abre la ventana de la habitación y ve el viñedo», describe Julio Puelles. Sólo abre de mayo a noviembre y sus principales clientes son americanos, alemanes e ingleses.

Las visitas a la bodega culminan con una cata de sus vinos. «La gente, cuando ve una bodega, a veces ya no quiere ver más pero sí le apetece acudir y catar. Nosotros ofrecemos esa oportunidad en cualquier momento», advierte Julio Puelles. Para esto cuenta con una sala de catas abierta de 9 a 14 y de 16 a 19 horas en la que se pueden catar cinco vinos de la bodega por un precio de 3 euros por persona, que sólo se cobran si después no se adquiere alguna botella.

Seguir leyendo


VOLVER
ARRIBA