Especial Rioja 2017: Bodegas Bilbaínas

Burbujas desde la historia

Bodegas Bilbaínas abre sus puertas a la elaboración de espumosos en Rioja

Texto y fotos: Sergio Martínez

Existe una frase que sale a colación constantemente al tratar la apertura de Rioja a los nuevos espumosos: «Es algo que se hacía aquí hace más de un siglo». La tradición en relación a los estos vinos es indiscutible y está en el germen de la historia de Rioja, como lo demuestran bodegas sin las que no podría entenderse nuestro presente, y en ello Bodegas Bilbaínas tiene ventaja. La bodega jarrera fue pionera al poner a la venta en el año 1913 el primer espumoso riojano, champán Lumen, iniciando un recorrido que siguió con Royal Carlton y actualmente también con Viña Pomal, vinos enmarcados en la Denominación de Origen Cava. Ahora, se abre la puerta de Rioja.

Durante el último siglo, Bodegas Bilbaínas nunca ha dejado de elaborar espumosos, ya sea como champagne o cava, reivindicando el potencial de unos vinos que pese a estar en la raíz de Rioja fueron olvidándose con el paso del tiempo. «Desde nuestra experiencia de tantos años sabemos que nuestras viñas y las condiciones de suelo y clima que tenemos ofrecen un potencial excepcional para este tipo de vinos, aportando frescura, mineralidad y elegancia», explica Alejandro López, director técnico de Bodegas Bilbaínas.

Desde su posición en Cava, valoran positivamente el movimiento de Rioja. «Es un paso adelante». Bilbaínas es la única de las bodegas con presencia en la Denominación ‘catalana’ que se ha inscrito para elaborar espumosos en Rioja, combinando prudencia e interés, como apunta López: «Nosotros nos dedicamos a elaborar espumosos, primero como cham- pagne, luego como cava y a futuro tenemos en cuenta la opción de hacerlos en Rioja, no dejarnos puertas cerradas».

Las posibilidades que se abren son interesantes, manteniendo la identidad de los espumosos históricos de Bilbaínas. «Será importante mantener nuestros espíritu y la misma línea», comenta Alejandro López, que concluye optimista: «Hay compromiso en Rioja por hacer espumosos de calidad y eso es una victoria asegurada».