Especial Rioja 2017:Bodegas Martínez Alesanco

Un vino entre dos mundos

Bodegas Martínez Alesanco busca en su espumoso lo mejor de Champagne y Cava

Texto y foto: Sergio Martínez

Aprender de los mejores siempre es un buen método, especialmente cuando se dan los primeros pasos en cualquier materia, y precisamente, en el mundo del vino, Rioja está iniciando su andadura en los espumosos. Bodegas Martínez Alesanco, de Badarán, ha buscado en su tierra, en sus viñedos, las características que hacen especiales a otras denominaciones como Cava y Champagne para basarse en ellas a la hora de ofrecer su propia interpretación del vino espumoso, que parte de uva muy particular: el tempranillo blanco.

Al igual que el resto de bodegas riojanas que se han aventurado en la elaboración de espumosos, Bodegas Martínez Alesanco partía de una parcela con unas condiciones idóneas, tal y como explica Pilar Torrecilla, su enóloga: «Hemos buscado una parcela que reúna unas características medias entre Champagne y Cava, entre atlánticas y mediterráneas, por lo que nos fuimos a una zona alta, límite de cultivo, en una parcela recogida y fresca y con un suelo profundo y húmedo».

La tierra y el clima resultan factores determinantes a la hora de elaborar vinos espumosos: «Tenemos la ventaja de contar con pequeñas parcelas con diferentes condiciones», recalca Pilar Torrecilla, pero es clave también la variedad elegida, y en este caso Bodegas Martínez Alesanco buscó la personalidad del tempranillo blanco: «Se comporta bien y conseguimos un equilibrio entre la acidez y el grado bajo necesario para tener un vino con buena estructura».

El carácter singular de su espumoso también se aprecia en la bodega, con detalles como la media fermentación en barrica. «Somos una bodega familiar a la que nos gusta innovar y buscar cosas nuevas por lo que el espumoso es un proyecto que nos atraía desde hace tiempo y que queríamos comenzar», explica Pilar Torrecilla.

La enóloga está segura de su éxito: «Mucha gente joven quiere ir más allá del clasicismo de Rioja» y Martínez Alesanco ya ha comenzado a poner de su parte.